Publicado el 08/05/18

El Gobierno confirmó que no dará marcha atrás con las tarifas

El presidente Mauricio Macri reunió en la Casa Rosada a referentes de Cambiemos, ante quienes ratificó "el rumbo político y económico" del Gobierno. La oposición buscará este miércoles aprobar proyecto para moderar el tarifazo.


El presidente Mauricio Macri reunió en la Casa Rosada a referentes de Cambiemos, ante quienes ratificó "el rumbo político y económico" del Gobierno, aunque admitió las dificultades que atraviesa el proyecto. 

"Se ratificó el rumbo político, económico y social, sin dejar de admitir dificultades para conseguir los resultados que merecen los argentinos. Falta mucho para alcanzar los resultados que se propuso Macri, pero incipientemente se han alcanzado algunos. Debemos seguir en esta misma dirección", sostuvo el gobernador radical de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien ofició como uno de los voceros de la reunión de la Mesa Nacional de Cambiemos que encabezó el jefe de Estado en la Casa de Gobierno. 

Se buscó con esta cumbre mostrar una imagen de cohesión dentro de la coalición oficialista, luego de una semana complicada por el alza del dólar y de quejas de la UCR y la Coalición Cívica, los principales socios del PRO en Cambiemos, por la manera en que se manejó la suba de tarifas y el impacto que podría tener en la clase media, a la que identifican como la principal base de apoyo electoral del Gobierno. 

De hecho, ante una propuesta de sus socios radicales, Macri dio el visto bueno para que representantes de la UCR y de la CC- ARI puedan "aportar su mirada" en el equipo económico del Gobierno, hasta ahora vedado para sus aliados, pudo saber NA. 

Durante la reunión, Macri dio un discurso que se centró en un diagnostico del contexto exterior y cómo eso está impactando en la economía argentina, especialmente el alza de tasas que dispuso el gobierno de Estados Unidos y suba de los precios internacionales. 

"La fragilidad de la economía argentina la tenemos presente", remarcó el mandatario ante los dirigentes del oficialismo, quienes observaron a un Macri "consciente" de la situación aunque también "tranquilo", pudo reconstruir esta agencia. 

A su vez, el Presidente planteó que "el 75 por ciento del Presupuesto no se puede tocar" porque es necesario "proteger a los sectores vulnerables y encaminar a las Pymes" y remarcó que "no hay más margen para no tomar las medidas que hay que tomar". 

En este sentido, uno de los temas centrales de la charla con los jefes de bloques fue la sesión del miércoles próximo en el Congreso en la que la oposición buscará nuevamente aprobar el proyecto para frenar el aumento de tarifas de servicios.

 

Cornejo dijo que espera "una sesión tranquila y no como la de la reforma previsional" en diciembre pasado: advirtió que "el Congreso no tiene por qué tratar tarifas" e insistió en que el de la oposición es "un proyecto demagógico que le va a generar mucho perjuicio a la Argentina".

 

"No está resuelto si se va a vetar o no. Pero se va a conversar mucho con gobernadores sobre su consto fiscal", apuntó sobre la chance de que el proyecto sea aprobado en las dos Cámaras.

 

Al respecto, en el Gobierno creen que la iniciativa podría ser sancionada en Diputados pero naufragar en el Senado, gracias al vínculo construido con varios gobernadores no oficialistas: "Los gobernadores dicen una cosa en público y otra diferente en privado", señalaron las fuentes consultadas.

 

Participaron del encuentro los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Gerardo Morales (Jujuy) Cornejo y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; además del presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y los jefes del interbloque de Cambiemos y de las bancadas de cada una de las fuerzas que lo integran, entre ellos Mario Negri, Luis Naidenoff y Nicolas Massot.

 

Además asistieron los referentes de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin, y el presidente del PRO, Humberto Schiavoni, mientras que acompañaron a Macri la vicepresidenta, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

 

Al mismo tiempo, se encontraban en la Casa de Gobierno los ministros Nicolás Dujovne (Hacienda), Luis Caputo (Finanzas), Francisco Cabrera (Producción), el titular de Energía, Juan José Aranguren, y el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger en el marco de otra cumbre del equipo económico que contó con la presencia del Presidente.

 

"El Presidente, tras la reunión con su gabinete económico, dio un análisis alentador, de que ha sido buena la jornada, que debemos seguir en esta dirección, que las medidas de la semana pasada están dando resultados pero hay que seguir adelante en materia de reducción del déficit. Entendemos que la situación ha sido superada pero por supuesto hay que seguir trabajando, no es que el viernes o jueves hubo un problema y ya está solucionado", apuntó Cornejo.

 

Más temprano, el Presidente había mantenido una extensa reunión en la Quinta de Olivos con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con quienes dialogó sobre la reducción de obras para contrarrestar el incremento de tarifas y el dólar.

 

Vidal, tras dos horas de reunión, se retiró del lugar poco antes de las 11:30 sin efectuar declaraciones a la prensa, mientras que Rodríguez Larreta se trasladó hasta el Viaducto Belgrano Sur para participar junto al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, de una recorrida por la obra que elevará las vías del tren y extenderá su recorrido hasta Constitución.