Publicado el 27/02/18

El gas aumentó hasta el 1.047% en 18 meses

El gas, literalmente, no da respiro. Con los bolsillos aún sensibles por la suba que entró en vigencia en diciembre, los platenses deberán afrontar, a partir del primer día de abril, una nueva adecuación tarifaria en el servicio que presta Camuzzi. Será del orden del 25 al 40 por ciento, y de acuerdo con el informe que acaba de dar a conocer una entidad de protección de usuarios y consumidores, redondeará un ajuste “del 440 al 1.047 por ciento” para quienes viven en la Región, en apenas un año y medio.


El análisis difundido por la Asociación Civil Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) plantea que de acceder las autoridades a aplicar los aumentos pedidos por Camuzzi durante la reciente audiencia pública realizada en Bahía Blanca -algo que se da por descontado-, se configuraría una escalada en las facturas con escasos precedentes en los tiempos recientes.

En DEUCO advierten que el inminente aumento oscilará entre el 26,5 por ciento y el 42 por ciento respecto de los valores actuales, dependiendo de la categoría de cada usuario; entre los residenciales, son ocho, que van de la R1 a la R3.4, y se definen por los niveles de consumo anual, medidos a lo largo de seis bimestres móviles.

Como metodología de estudio, la ONG comparó los valores que se vienen para el metro cúbico de fluido, el cargo fijo y otros componentes del valor de las facturas de los usuarios residenciales, y se los comparó tanto con los vigentes en la actualidad -aprobados por el Enargas por resolución 123 /2017-, como con el cuadro previo -que entró en vigencia el 1 de abril de 2017- y su predecesor, hacia el mes de septiembre de 2016.

“De lo analizado se desprende que si el Enargas aprueba sin modificaciones la propuesta que hizo Camuzzi en la audiencia pública, el valor de las boletas de los usuarios de gas natural de La Plata tendrá un incremento del 26,5 y el 42 por ciento” precisó Roberto Daoud, secretario de DEUCO.

“En segundo lugar, de la comparación interanual -del 1 de abril de 2017 al mismo día de 2018- se proyecta que las facturas se incrementarían entre un 67 por ciento y un 105 por ciento en tan sólo 12 meses” señaló el dirigente.

Finalmente, Daoud observó que “si realizamos la comparación en términos de lo que se pagaba el gas hacia el 30 de septiembre de 2016 y lo que se pagaría el 1 de abril de 2018, encontramos que las boletas, sin impuestos, muestran un incremento que oscila entre un 440 por ciento en las categorías de mayor consumo y un 1047 por ciento en las de menor consumo”.

Durante la audiencia pública que tuvo lugar hace una semana, en Bahía Blanca, la distribuidora Camuzzi Gas Pampeana estimó que con los porcentajes de aumento pedidos las subas para el consumidor promedio rondarían los 316 pesos, de los que, se aclaró, $47 corresponden al transporte del fluido y no a la distribución.

El pedido de ajuste para el próximo semestre se justificó en los incrementos que desde noviembre hasta la fecha han tenido los combustibles y los insumos, y por consiguiente las expectativas salariales. Las autoridades de Camuzzi hicieron hincapié en que su participación, en el total de lo facturado, es sólo del 17%.

En cualquier caso, desde la Defensoría del Pueblo bonaerense se ratificó la oposición al nuevo cuadro tarifario, y se anticipó que “de ser necesario, se recurrirá a la Justicia para frenarlo”.