Publicado el 14/02/18

A pocos días de la marcha, Facundo Moyano se subió al ring y fue muy duro con el Gobierno

Dicen que en los momentos cruciales las familias deben unirse, y eso es lo que está ocurriendo con los Moyano en esta etapa. Facundo Moyano, quien en los últimos tiempos había tomado distancia de su padre Hugo y su hermano Pablo, mostró los dientes contra el Gobierno a pocas horas de la marcha opositora convocada por Camioneros.


El diputado del Frente Renovador habló este martes en entrevistado por Radio Nacional y fue muy duro con algunos funcionario. "El ministro Dietrich y Rodríguez Larreta defienden a Triaca diciendo 'pidió perdón'. Un ministro de Trabajo con empleados no registrados que posteriormente los pone en relación de dependencia con un sindicato intervenido no cometió un error, cometió un fraude, un ilícito", afirmó.

"Creo que Triaca debería dar un paso al costado. Simbólicamente es muy fuerte. El Presidente tiene que decidir si quiere un Ministro que cometió un fraude laboral", agregó.


Para redondear el tema, expresó: "Tener un Ministro de Trabajo con empleados en negro es como tener un Ministro de Seguridad que robe. Lo de Triaca es un escándalo".

Respecto de la marcha del 21, señaló: "Hay razones suficientes y un contexto social que ameritan una movilización para reclamar y denunciar cuestiones que hacen a la vida laboral y social".

Por último, fue muy crítico también con la diputada Graciela Ocaña, quien viene lanzando duras acusaciones contra su padre: "Ocaña ya denunció varias veces y nunca llegó a nada. Son denuncias que aparecen cuando crece el enfrentamiento político. Hugo Moyano dijo que no al enfrentamiento laboral"