La Plata: Se suman quejas en la Ciudad por la falta de agua corriente

También se denunciaron derrames en veredas, siendo que en otros lugares existe carencia del vital elemento


“Pensar que en tantos barrios hay lío con el agua potable y acá tenemos un arroyo corriendo por la calle por causa de una pérdida”. La reflexión de Máximo Heriberto García, desde 8 entre 35 y 36, subrayó ayer una de las paradojas que viven los vecinos de nuestra ciudad durante este verano que ya entregó varias olas de calor. Pero ambos problemas -el derroche y la escasez- tienen algo en común: están en la órbita de ABSA, la compañía del estado bonaerense -con fuerte injerencia sindical- que sigue en el ojo de la tormenta.

Actualmente, hay barrios en los que llevan más de una semana sin presión como para llenar los tanques, ni siquiera en las “salvadoras” madrugadas. La necesidad -hay pocas más imperiosas que la de contar con agua- hizo de bidones y mangueras accesorios cotidianos para quienes habitan sectores de La Loma, Tolosa, Villa Elvira, San Carlos, Altos de San Lorenzo, Los Hornos, Villa Castells, City Bell, o Gambier.

Otros, con mayor poder adquisitivo, ven cómo una parte del sueldo se va en la compra de bidones de cinco litros para poder beber y cocinar.

EN 37 Y 30

Este “carnaval sin agua” como ironizaron desde 37 y 30, coincide en algunos lugares -como 37 entre 27 y 31- con la intervención de operarios de Aguas Bonaerenses que reemplazan cañerías: pero esos trabajos, que llevaron algo de esperanza para el futuro cercano, se paralizaron con el feriado “extra-large”.

“El viernes se fueron prometiendo que el sábado iban a venir a trabajar, y no volvieron” reclamaron en La Loma: “tampoco el lunes, y tampoco hoy” -por ayer-; “hay cosas que no se pueden postergar, el agua es un servicio esencial cada vez más caro y ABSA no da pie con bola”.