Sin diálogo: Vidal respondió con un grosero desplante ante el pedido de una docente

Una trabajadora de la educación cruzó respetuosamente a la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Le realizó un pedido por la apertura de una mesa de diálogo. 


Ocurrió en Lanús. La docente Lili Rossi se entrevistó repentinamente con la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y le planteó la urgente necesidad de una mesa de diálogo.
 
La docente se presentó como parte del gremio SUTEBA. "Estamos preocupados por la no convocatoria a la paritaria, que la última fue el 6 de febrero del año pasado", le dijo la trabajadora. 
 
"Estamos muy interesados. Está complicado el asunto porque al no haber paritaria nacional esto complica la situación aún más", expresó ante la gobernadora.
 
"La verdad es que nosotros estamos muy preocupados; queremos que se inicien las clases. Somos los primeros interesados en el inicio de clases. Pero también queremos que se respeten nuestros derechos. Necesitamos sentarnos en una mesa de diálogo para definir, no solamente las cuestiones laborales, sino también las que tienen que ver con condiciones de trabajo y salud laboral", dijo Rossi ante la mirada de Vidal.
 

 
La gobernadora interrumpió agregando: "Y que los chicos aprendan, es todo", tomó un volante con el reclamo y se retiró.
 
En medio del desplante, otro de los docentes pidió cumplir la palabra de que en noviembre se iba a comenzar la paritaria. De inmediato, otra docente afirmó: "¡¿Cómo que "los chicos aprendan"?! Si los chicos aprenden en las escuelas. Lo único que hacen en las escuelas es aprender", le reclamó a una gobernadora que ya estaba subiendo a un automóvil. 
 
Vidal recorrió la obra de ampliación y mejora de la Escuela Secundaria Básica N°54, en Monte Chingolo, partido de Lanús, acompañada por el director general de Cultura y Educación de la Provincia, Gabriel Sánchez Zinny; el intendente interino de Lanús, Jorge Schiavone, el diputado provincial Adrián Urreli y el director de la Escuela, Fernando Martínez.