Publicado el 22/12/17

Escándalo: El intendente de Berisso mando a reprimir y terminó todo mal

En la mañana de este viernes se produjeron disturbios en el Concejo Deliberante, habida cuenta de que el personal de Policía y de Infantería se desplegó dispuesto a no dejar ingresar a trabajadores municipales que pretendían presenciar la sesión en la cual se trataría el proyecto de emergencia económica.
Clima caliente, afuera y adentro.



Por orden del jefe comunal Jorge Nedela y la presidenta del Concejo Deliberante local, Ana Lara, se dispuso el refuerzo de los agentes de seguridad y por tal motivo se produjo un enfrentamiento con trabajadores municipales que pretendían ingresar al recinto y fueron lastimados e intimidados con gas pimienta y balas de goma.

Mientras tanto, en el recinto, desde el oficialismo se exigía que se levante la sesión, y un grupo de funcionarios del Ejecutivo entre ellos los delegados Carlos Lozano y Gabriel Kondratzky, custodiaron al concejal Jorge Pagano quien le garantizaba el quórum a. oficialismo y –por ende- la aprobación de tres expedientes: emergencia económica, pacto fiscal y cheques diferidos.

Fue el edil de PJ-Unidad Ciudadana, Alejandro Paulenko, quien exhibió en el recinto un cartucho de bala de goma con la que se atacó a los trabajadores en la puerta de acceso al recinto, que se encontraba tapiada de policías y además con la presencia del secretario de Seguridad de la Municipalidad de Berisso, Adrián Carlos Velázquez.

Finalmente, y en medio de gritos, se reunieron los presidentes de los bloques quienes definieron, luego de los incidentes provocados, levantar la sesión y posponer el tratamiento para el día martes, junto a los integrantes del Sindicato de Trabajadores Municipales.