Patricia Bullrich dejó abierta la puerta para irse del gobierno nacional

La titular de Seguridad subestimó los testimonios recogidos en la causa y ratificó su presunción de inocencia respecto de Gendarmería.


A casi un mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ratificó la línea que viene llevando adelante el gobierno nacional sobre el caso y reconoció que está dispuesta a renunciar si el presidente Mauricio Macri se lo pidiera.

Entrevistada por el periodista oficialista Luis Majul en su programa del canal América, la funcionaria nacional disparó una curiosa figura al decir que la Casa Rosada está "en situación de lucha". Además, aseguró: "si el presidente piensa que tenemos que dar un paso al costado lo vamos a hacer".

"En el caso Maldonado hemos hecho todo lo que hemos tenido que hacer", agregó y ratificó su "íntima convicción" de que Gendarmería Nacional no tiene responsabilidad por la desaparición del joven artesano. 

"En este momento tenemos un camino de búsqueda" señaló la ministra sobre el paradero de Maldonado, quien desapareció el 1 de agosto último en Chubut durante un operativo represivo de Gendarmería. 

"Tiene que haber testigos", dijo también, echando por tierra los testimonios ya recogidos por la Justicia. Sobre ellos, dijo que "son testigos a los que se les tomó testimonio en el LOF (comunidad mapuche), con las caras tapadas y sin saber quiénes eran. Uno de ellos dijo que 'había escuchado que le habían dicho'. Sobre ello, apuntó que "el mismo juez está desechando" esos testimonios.