Los juguetes llegan con aumentos de hasta el 50%

En este Día del Niño, los incrementos superan la inflación anual, que es del 21,4% según el Indec. Las muñecas Barbie, rompecabezas y juegos de mesa, entre los más caros


El próximo domingo se celebrará en nuestro país el Día del Niño y las familias solo piensan en satisfacer la ilusión de los más chicos, al más bajo costo posible. Sin embargo, ¿es posible acceder a un juguete económico en un contexto marcado por la creciente inflación? 

Según un sondeo realizado por la consultora Consumidores Libres, los juguetes aumentaron en promedio un 27% con respecto al año pasado, es decir, más que la inflación interanual del 21,4% según los datos oficiales del Indec. El representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, confirmó a diario Hoy  que, según el relevamiento, los artículos infantiles experimentaron un alza “superior a la inflación”. 

Entre los productos que más subieron se encuentran: el rompecabezas básico, que pasó de $120 a $180 (un alza del 50%), los juegos de mesa como el Monopoly, que pasó de $350 a $500 (42,8%) y las tradicionales muñecas Barbie, con subas del 35%. Las bicicletas de producción nacional treparon un 33,3%; y los disfraces, un 31,1%.

Por su parte, el presidente de la Cámara de la Industria del Juguete, Matías Furio, expresó a este medio que los fabricantes “solo incrementaron en un 20%” el costo de la producción. “Una cosa es el comerciante y otra, el fabricante. En los últimos 18 meses el costo de producción no superó ese porcentaje”, enfatizó. “Lo que ocurre es que, con los tarifazos y los precios de los alquileres, los comerciantes trasladan los aumentos a los productos y el consumidor final sufre el efecto”, concluyó.

- 20% subió el costo de producción

- 27%  fue el alza promedio  en un año

Ante las subas, comerciantes apuestan a las promociones

Según aseguran vendedores del rubro juguetería, la gente pregunta mucho y lleva poco. La mayoría, dicen, espera a los descuentos que ofrecen las tarjetas bancarias durante el fin de semana. 

Los comerciantes del rubro juguetería saben que este fin de semana juegan una final: en estos pocos días pueden llegar a vender más que durante todo el año, salvar los gastos y pagar deudas. Por eso, el poco movimiento que advierten hasta el momento los preocupa, y de manera considerable. 

“Hasta ahora las ventas vienen muy tranquilas. La gente espera mucho el fin de semana por el tema de las promociones o los planes con tarjetas que ofrecen los bancos”, explicó a este medio Ivana Nardo, encargada de la juguetería Avatar,  ubicada en Camino Centenario.  

Para paliar los efectos de la merma, se decidieron por poner al servicio del cliente distintas promociones con algunas tarjetas de crédito. Así, por ejemplo, hasta hoy se podrá comprar con hasta un 25% de ahorro y hasta en 6 cuotas sin interés, mientras que estará vigente el programa Ahora 3. En cuanto a las rebajas por pago en efectivo, los beneficiados serán quienes elijan spinners (el pequeño dispositivo giratorio con eje central y tres puntas) y disfraces.

Con relación al comportamiento de los clientes, Nardo agregó: “La gente busca mucho y compara precios. No vienen definidos a comprar, a no ser que busquen algo puntual que los chicos pidieron tras haber visto la publicidad por televisión”. 

Este año, los productos más solicitados son los muñecos Pinypon, Shopkins, LOL, Playmobil, Lego, y unas pelotas llamadas Futbol Magic. En estos tiempos vertiginosos, el spinner, que fue furor hace apenas unos meses, ya dejó de ser un juguete atractivo para los chicos.

Para José Schvartzman, propietario de una conocida librería y juguetería, si bien la situación de poca venta no es dramática, tampoco resulta muy optimista: “Con relación a meses anteriores, se está vendiendo mejor, pero no creo que pueda llegar a facturar un 20% o un 30% más que el año pasado, que es lo que necesito”. 

Los padres se preparan 

Estefanía Villacorta

“Los precios de los juguetes se fueron por las nubes. Mi hija me pidió los Shopkins y, como es la única que tengo, creo que se los voy a comprar. El domingo vamos a aprovechar para pasear junto con mis amigas y sus hijos”. 

Débora Soma

“Nos estamos preparando muy bien, comprando cosas y gastando más de lo debido. Mi hija quiso una Barbie, masas de colores, no le alcanza el tiempo para pedirme cosas. Pero ella ya sabe: si tengo plata le compro, cuando no hay dinero, se hace lo que se puede. No me voy a enloquecer por un solo día”. 

Federico Romero

“Mi hijo, que todavía no cumplió los dos años, ya eligió los regalos. Vinimos al centro a pasear y a comprarle una taza de Mickey y unos autos. Lamentablemente, por cuestiones de trabajo, el domingo no voy a poder estar con él”.

Diego Alí

“Como cae cerca de fin de mes, se complica un poco el hecho de comprar los regalos. Ellos quieren juguetes o videojuegos. Pero con mi esposa tomamos la decisión de regalarles libros. Es la opción que encontramos para llevarlos un poco hacia la lectura. El domingo saldremos a pasear”.